3299 reproducciones

Pocas veces nos detenemos a pensar de qué forma estamos viviendo nuestro presente.

Por lo general algunos están tan enfocados en sus metas y proyectos que disponen toda su energía en el futuro, apostándole a que su felicidad llegará en un momento lejano.

 

Para otras personas recordar lo felices que fueron en otro momento de sus vidas hace que su mente esté más tiempo en el pasado que en su realidad.

 

Pero esto no trae más que incertidumbre y la incertidumbre infelicidad.

 

Si entendiéramos que solo estando presentes se puede llegar a ser feliz, y que enfocarnos en darle felicidad a los demás es el camino más corto hacia ella, enfocaríamos toda nuestra energía a hacer feliz a los demás porque la felicidad solo es real cuando se comparte y el bien propio solo se encuentra a través del bien común.