202 reproducciones

¿Cómo el lenguaje corporal influye en nuestra mente?

Siempre se ha dicho que la mente es capaz de modificar el lenguaje corporal, que nuestros gestos, posturas y señales son un reflejo de nuestros pensamientos. Lo cierto es que no solo funciona así, también ocurre a la inversa. Nuestra mente tiene la capacidad de creer lo que el cuerpo manifiesta y transformar nuestra identidad.

 

Las “posturas de poder” alteran los niveles cerebrales de testosterona y cortisol, dos hormonas determinantes en las sensaciones de poder y dominación, haciéndonos más seguros de nosotros mismos y aumentando las probabilidades de éxito en todos los ámbitos de la vida.

 

La psicóloga social Amy Cuddy se ha dedicado a estudiar la ciencia que hay detrás de los comportamientos del poder y sus expresiones no verbales. En este video explica cómo con el lenguaje corporal generamos cápsulas de contenido tan poderosas que no solo influyen en el entorno sino también en nosotros mismos.

 

Por eso es importante afrontar la vida con buena mentalidad y con posturas físicas que demuestren confianza y autoestima porque lo que transmitimos con nuestro cuerpo marca una gran diferencia en la manera como nos relacionamos con nosotros mismos y con los demás.